SALUD BUCODENTAL

            

 

 

¿Como son los dientes ?  

    Tipos de dientes.

        Higiene dental y alimentación.

                       Enfermedades periodentales

 

¿CÓMO SON LOS DIENTES?

 

Los dientes son unas piezas duras que están incrustados en los huesos maxilares. Realizan la parte mecánica de la digestión al cortar y triturar los alimentos.

 

Diente

    Cada diente está constituido por:

Esmalte: Tejido translúcido muy duro que protege a la corona. La dureza del esmalte defiende al diente de deterioros y desgastes debidos a la masticación.

Dentina: Se encuentra por debajo del esmalte y es el tejido más abundante en el diente. Está cubierta por el esmalte y en la raíz, por el cemento. La dentina es menos dura y cuando pierde el esmalte se produce dolor al quedar expuesta a alimentos ácidos o dulces, lo mismo que a alimentos y bebidas muy frías o muy calientes.

Cemento: Tejido que cubre a la raíz. Es menos duro que la dentina

Cuello: Porción donde se unen la corona y la raíz, para ser más exactos, donde termina el esmalte y comienza el cemento.

Pulpa dentaria:  Es un tejido blando de color rosado, sumamente sensible; popularmente se le llama "nervio". Está formada por pequeñísimas terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos.

Los dientes están sostenidos firmemente en su lugar por las siguientes estructuras

Hueso alveolar: Es donde está colocado el diente.

Membrana periodontal: Se trata de miles de fibras delgadas que sostienen al diente. Están unidas por un extremo al diente y por el otro al hueso alveolar. 

        Hasta los ocho o nueve años la especie humana sólo posee 20 dientes (dentición de leche), que serán más tarde sustituidos por un total de 32 piezas que constituyen la dentición definitiva.

 

Calendario de dentición
Dentición Edad Erupción dentaria Total de dientes
Primera (de leche) 6 meses-1 año 8 incisivos 8
Primera (de leche) 1 año-18 meses 4 primeras premolares 12
Primera (de leche) 18 meses-2 años 4 caninos 16
Primera (leche) 2 años-2,5 años 4 segundos premolares 20
Segunda (definitiva) 6 años 4 primeras premolares 24
Segunda (definitiva) 6 años-8 años 8 nuevas incisivas
Segunda (definitiva) 8 años-9 años 4 nuevas premolares 24
Segunda (definitiva) 9 años-12 años 4 nuevos caninos y 4 nuevos premolares
Segunda (definitiva) 12 años 4 segundos molares 28
Segunda (definitiva) 16 años-25 años 4 terceros molares 32

 

Tipos de dientes

Existen cuatro grupos de dientes y cada uno trabaja en forma diferente.

Incisivos: Son los dientes del frente de la boca, su función es la de cortar los alimentos, razón por la cual sus bordes son planos y afilados.

Caninos: Sirven para desgarrar los alimentos. Su parte visible tiene forma de cono. Sus raíces son grandes.

Premolares: Su función es la de desgarrar y triturar los alimentos. Tienen dos cúspides y una o dos raíces. 

Molares: Tienen cuatro o cinco cúspides y son las responsables de masticar y triturar los alimentos. Las molares superiores tienen tres raíces y las inferiores dos.

Los dientes de leche o temporales son veinte en total:

ocho incisivos
cuatro caninos
ocho molares

El adulto tiene un total de treinta y dos piezas dentales permanentes o definitivas:

ocho incisivos
cuatro caninos
ocho premolares
doce molares

 

 

 

LA HIGIENE DENTAL

ALIMENTACIÓN

 

Las bacterias inician su acción formando, sobre la superficie de los dientes, una pequeña capa llamada placa bacteriana. Es fundamental para prevenir la aparición de la caries eliminar dicha placa. Las bacterias en la placa destruyen el azúcar que pones en tu boca, y la convierten en ácidos. Estos ácidos son muy potentes y disuelven el esmalte que cubre los dientes. De esa manera se forman las picaduras (o caries dentales). Si comes menos dulces, las bacterias producirán cantidades más pequeñas del ácido que destruye el esmalte del diente.

 

Para mantener una buena higiene dental debes seguir rigurosamente las siguientes recomendaciones:

 

        Visitar al dentista dos veces al año.

    Limpiarte muy bien los dientes después de cada comida.

      No consumir habitualmente dulces o bebidas azucaradas entre comidas y reducir su consumo durante las mismas.

     Masticar bien los alimentos para que no se depositen restos entre los dientes.

   Consumir una dieta que sea rica en calcio y proteínas

 

¿Cómo una comida saludable puede protegerte de las picaduras?
Antes de comenzar a comer tu merienda, pregúntate que contiene el alimento que escogiste. ¿Tiene mucha azúcar? Si es así, escoge otra cosa. Selecciona algo mejor para tus dientes. Recuerda, ciertos dulces pueden hacer más daño que otros. Dulces pegajosos y acaramelados se pegan en las superficies de los dientes. Los dulces pegajosos le dan a tus dientes un baño largo de azúcar, porque se quedan en tu boca más tiempo que las comidas que masticas y tragas rápidamente. También debes pensar cuando y cuan a menudo comes productos altos en azúcar. ¿Estás picoteando dulces muchas veces durante el día, o comes usualmente dulces de postre con la comida? Ácidos dañinos se forman en tu boca cada vez que comes un dulce. Los ácidos continúan afectando tus dientes por 20 minutos antes de ser neutralizados y dejar de causar daño. Eso quiere decir que mientras más dulces comes durante el día, más a menudo provees alimento para las bacterias que causan las picaduras en los dientes. Si comes dulces, es mejor hacerlo después de una comida, en vez de varias veces durante el día o entre las comidas. Cada vez que comes dulces—en las comidas o meriendas—cepíllate los dientes con una pasta que contenga fluoruro.

Cuando vayas a merendar, recuerda lo siguiente:

El número de veces al día que comes alimentos altos en azúcar (dulces)

Cuanto tiempo el dulce se queda en tu boca

La textura del dulce (¿fibroso? ¿Pegajoso?)

El uso del cepillo limpiará la placa dental y otras acumulaciones de las superficies de los dientes.

La higiene bucal exige que te cepilles los dientes al levantarte, después de cada comida y al acostarte, Cepillando tus dientes por lo menos una vez al día eliminas la placa . Usa un cepillo de dientes de erizamiento blando. Reemplaza tu cepillo cuando su erizamiento se deshilache o se desgaste (cerca de cada 2-3 meses). La pasta de dientes con fluoruro y los enjuagues bucales previenen la caries dental.

 

Corrientemente, algunas prácticas alimentarias de los niños son perjudiciales para su salud bucodental, por ejemplo, los biberones, muchas veces endulzados con miel, con azúcar, o con leche condensada , serán el mayor enemigo de los dientes y encías.

Las bacterias que están de una manera natural presentes en la boca, al ponerse en contacto con los restos de azúcar y de harinas refinadas que contienen los alimentos formarán un ácido que en muy poco tiempo atacará el esmalte de los dientes para dar inicio a la caries dental y a las enfermedades de las encías.

 

Debes acostumbrarte a alimentarte a base de ensaladas, frutas y verduras, leche y otros alimentos que no van a contribuir tanto a la formación de caries y que, mediante el calcio, las vitaminas y los elementos que contienen, fortalecen y hacen más sano al individuo.

 

 

Como guía orientativa, es interesante tener en cuenta estos consejos:

0-6 meses

Evitar la adición innecesaria de azúcar o miel en el biberón o el chupete
7 meses Momento en el que habrían de aparecer los primeros dientes
12-15 meses Si no han aparecido los primeros dientes temporales o de leche, consultar al odontólogo.
2 años Iniciar la utilización del cepillo dental con pequeñas cantidades de dentífrico fluorado.
Evitar el biberón o el chupete.
Primer control odontológico que debe ser repetido anualmente.
6 años Edad en la cual aparecen las primeras muelas definitivas. Se deben iniciar los enjuagues con soluciones fluoradas
8-10 años Vigilar las malposiciones de la dentición.
12-14 años Debería estar completada toda la dentición permanente (28 piezas).
 

¿CUALES SON LAS ENFERMEDADES
PERIODENTALES
?

Por enfermedad Periodental se entiende un conjunto de enfermedades que afectan el periodonto (área alrededor del diente) alterando el soporte del hueso que sujeta el diente, produciendo posteriormente la pérdida dentaria. La enfermedad periodental se manifiesta como una gingivitis y/o una periodontitis.

 

La GINGIVITIS
Se caracteriza por una inflamación de la encía sin afectación del hueso alveolar. Se manifiesta como una encía enrojecida,  que sangra fácilmente.

 

La PERIODONTITIS
(Antes llamada piorrea) se caracteriza por una destrucción del hueso que soporta al diente, acabando con el tiempo en una pérdida dentaria si no es tratada. Clínicamente se manifiesta como una encía inflamada con presencia de bolsas periodentales (huecos entre la encía y el diente) que se valorarán con una pequeña sonda que mide la distancia entre la encía y el hueso, movilidad o exposición de la raíz dental que tendrá sensibilidad a la temperatura.

 

Las enfermedades o infecciones de las encías pueden afectar a las personas sin producir ningún DOLOR antes

 

¿ES LA ENFERMEDAD
PERIODENTAL MUY
FRECUENTE?

ES LA MAS FRECUENTE EN EL GENERO HUMANO, la Gingivitis afecta a cerca del 75% de los niños y jóvenes y la Periodontitis puede afectar a casi la mitad de los adultos, estando avanzada en el 18% de los casos.

 

ES MUY IMPORTANTE CURAR LA GINGIVITIS A TIEMPO, POR SER LA ANTESALA A LA PERIODONTITIS, TAMBIÉN LLAMADA PIORREA, LA CUAL AFECTA AL HUESO QUE SOPORTA LOS DIENTES ¡HASTA LLEGAR A SU DESTRUCCIÓN!

   

 ¿CUAL ES LA CAUSA DE LA ENFERMEDAD PERIODENTAL?
Se debe a unas bacterias que tenemos todos en la boca, alrededor de los dientes, y que si no eliminamos se depositan entre el diente y la encía inflamando la misma. Posteriormente son capaces de desplazarse por debajo de la encía, migrando a través de la raíz del diente e ir destruyendo el hueso que sujeta los dientes. Asimismo hay personas que se presentan una predisposición hacia esta enfermedad.

 

¿CUALES SON LOS SIGNOS DE LA ENFERMEDAD PERIODENTAL

        Enrojecimiento de las encías.

        Aparición de abscesos en la encía, con supuración y mal aliento.

        Algo de sangrado de las encías al cepillarse o espontáneamente.

       Aumento de la sensación dentaria al frío.

       Retracción de las encías con sensación de dientes de dientes más largos y huecos entre ellos.  

      Movilidad de los dientes.

 

La mejor manera de prevenir la enfermedad de las encías es una eficaz higiene oral diaria, con cepillo y limpieza interdental, así como visitas periódicas al profesional.